top of page

La oruga procesionaria del pino. ¿Qué debo hacer si mi perro entra en contacto con ella?

La oruga procesionaria del pino. ¿Qué debo hacer si mi perro entra en contacto con ella?

En esta nueva entrada de blog queremos hablaros sobre uno de los temas que más preocupa en esta época del año: LAS ORUGAS PROCESIONARIAS.


Responderemos algunas preguntas habituales como:

¿Qué es exactamente este insecto? ¿Dónde se encuentra? ¿Qué le ocurre a mi perro cuando entra en contacto con él? ¿Qué debo hacer en caso de producirse este contacto?


¡EMPECEMOS! 🚀


¿QUÉ ES LA ORUGA PROCESIONARIA DEL PINO Y DÓNDE DEBEMOS TENER ESPECIAL CUIDADO PARA NO ENCONTRARNOS CON ELLA ?


Ciclo de vida de la oruga procesionaria


Como se puede apreciar en la imagen, el ciclo de vida de este insecto hace que durante los meses de febrero a mayo (fecha aproximada, por los cambios sufridos a raíz del cambio climático) podamos encontrarnos su forma de oruga desfilando a modo de “procesión” por diferentes zonas pobladas de pinos.



Nido de oruga procesionaria del pino

Cuando el insecto se encuentra en fase de mariposa deposita sus huevos en las copas de las coníferas que eclosionarán un mes después formando un nido y albergando hasta 200 orugas en cada uno (estos son los característicos nidos blancos que acostumbramos a ver).



Posteriormente, llegará la etapa en la que la procesionaria, convertida ya en oruga y con una longitud de unos 3 cm, descienda de los árboles para enterrarse en el suelo. Aquí comenzará el momento en que se desplazan a modo de “procesión” siempre guiadas por una hembra a la cabeza de la hilera.


Esta etapa durará hasta que encuentren un lugar definitivo donde permanecer bajo tierra, ya como crisálidas, hasta el momento de emerger en verano como polillas.


⚠️ Aunque las hileras de orugas pueden resultar llamativas, toparse con una de ellas entraña un riesgo para la salud, especialmente en niños y perros.

¡Mucho cuidado! Este insecto se localiza en España, Portugal, Francia, Italia, Grecia, Bulgaria, Turquía, Túnez, Argelia, Israel, Palestina, Siria, Líbano, Egipto, Marruecos y Libia.

Estos insectos son especialmente tóxicos para los perros puesto que, en los numerosos pelos que recubren su cuerpo tienen una enzima proteolítica que al entrar en contacto con la piel y/o mucosas de nuestras mascotas, producen una necrosis y destrucción de tejidos, así como una gran inflamación de las vías respiratorias en caso de ser ingeridos.


SI MI PERRO ENTRA EN CONTACTO CON ELLAS, ¿QUÉ DEBO HACER?


Durante la época de orugas debemos evitar frecuentar zonas de pinos y, en caso de acudir a ellas, intentar que el perro vaya con correa y controlado en todo momento para no acercarse al hilero de orugas.

Si no podemos evitarlo y tu mascota entra en contacto con los pelos de la oruga, bien porque las haya pisado, o si es un cachorro porque se haya acercado a olerlas y/o morderlas, lo primero que debemos hacer, es lavar la zona de contacto con abundante agua, si es posible caliente, porque desnaturaliza las enzimas proteolíticas de los pelos.


⚠️ ¡Nunca intentes quitar los pelos frotando ya que romperíamos los mismos y liberaríamos más toxinas!


Una vez realizada esta actuación de urgencia, deberás acudir rápidamente al veterinario más cercano para poder instaurar el tratamiento oportuno y evitar o limitar la extensión de lesiones más graves.


Si esta entrada te ha gustado, no olvides suscribirte al blog para no perderte nada! 💖


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page